Claves para una impresión de calidad

La impresión es una parte de un ciclo de procesos que van desde la captura de la imagen hasta llegar finalmente al papel. Y en ese proceso la innovación es clave para obtener cada vez mejores resultados. En el blog de Canal Cero Street analizamos los principales factores que hay que tener en cuenta para alcanzar una impresión de calidad.

Las necesidades en el mundo de la impresión varían según sus aplicaciones, que pueden ir desde el mercado publicitario a la producción artística de fotografías o el uso doméstico y empresarial, entre otras. En el resultado final, no solo es relevante el equipo de impresión, sino que también hay que tener en cuenta cómo se captura o se produce esa imagen original y cómo se va a reproducir. Así que, una buena elección de la tecnología y los materiales va a determinar la fidelidad del color en la reproducción.

Las claves para una impresión de calidad

  1. Tinta:
    La elección de una tinta adecuada es muy importante. Existen dos tipos de tintas cuando se trata de impresión digital. Dependiendo de las necesidades del soporte y el uso que se le vaya a dar al documento se pueden utilizar tintas pigmentadas o tintas colorantes. Aunque la base principal para ambas tintas es el agua, la diferencia principal es que las tintas pigmentadas son resistentes a la decoloración y, por lo tanto, son tintas adecuadas también para exteriores.
    En cambio, las tintas colorantes solo son recomendables para interior, es decir, no se pueden exponer en el exterior, incluso laminadas, sin poner en juego la consistencia de los colores pasados unos días o semanas.
  2. Innovación: 
    Los usuarios necesitan que los equipos de impresión digital les ayuden a mecanizar procesos, optimizar tiempos e incrementar los volúmenes de impresión sin renunciar a la calidad, y para ello la innovación y la tecnología son claves. Uno de los mayores avances patentados ha sido la tecnología de inyección. Así es como desde la impresora se da calor al inyector para que lo traslade a la tinta del cartucho hasta que sale una burbuja por el extremo de este.
    Dependiendo del modelo, el tamaño de gotas de tinta puede llegar hasta 3 picolitros. El resultado es una resolución de impresión de hasta 4800 x 2400 ppp para impresiones excepcionalmente detalladas con una calidad de imagen considerablemente mejorada.
  3. La pantalla y el papel: 
    En la búsqueda de la mejor calidad en la reproducción de colores en la impresión, las compañías incorporan tintas específicas y con fórmulas mejoradas, cuyo objetivo es ampliar la paleta de colores reproducibles y lograr la máxima calidad en las impresiones. El objetivo final es reducir al máximo los gaps existentes entre los espacios de color CMYK y el espacio de color RGB.
  4.  El papel:
    El papel también juega un papel muy importante. Elegir el soporte de impresión oportuno te permite crear el aspecto adecuado y transmitir sensaciones. En algunos casos permite dar valor añadido a la imagen en función del acabado y condiciona el resultado de la impresión, la estabilidad del color y su durabilidad.

Como puedes ver, buscar nuevas soluciones que permitan aprovechar las ventajas de la impresión digital para que los profesionales puedan imprimir en nuevos formatos y tamaños será clave para el futuro, así como mecanizar procesos, optimizar tiempos e incrementar los volúmenes de impresión.

#tucanaldeimpresión