¿Qué es la impresión ‘giclée’?

La técnica giclée (en español, rociar) es el procedimiento de impresión digital por inyección de tinta que ofrece una resolución o calidad muy superior a la habitual, por lo que suele utilizarse para reproducir obras originales de gran formato. Conoce más sobre esta técnica en el blog de Canal Cero Street.

A lo largo de la historia, el objetivo del ser humano por encontrar el sistema más adecuado para reproducir sus creaciones ha dado lugar a técnicas de bellas artes como la litografía, la serigrafía o el grabado.

Ahora, la fusión entre lo clásico y digital es posible gracias al giclée, un sistema de impresión que surgió a principios de los 90 como consecuencia de la evolución de tecnologías como la fotografía o edición digital.

La impresión Giclée

Se emplea para realizar copias o reproducciones de obras originales (pinturas o dibujos u otro tipo de manifestaciones gráficas). Se ha convertido en una tendencia entre diseñadores y artistas por ser un sistema de impresión digital que imprime cualquier archivo original desde un ordenador.

¿Por qué utilizar esta técnica?

Es una buena opción por varias razones:

  • Alta resolución: la máquina imprime en hasta 2.400 ppp, mientras que una impresora doméstica lo hace en 600 ppp.
  • Acabado elegante: la impresión reproduce colores y tintas planas, dando lugar a un resultado muy similar al de impresiones de tinta directa en serigrafía.
  • Posibilidad de imprimir en gran formato: el nivel de calidad que incluye esta técnica no suele encontrarse en impresoras que reproduzcan trabajos de grandes dimensiones.
  • Es habitual utilizar papeles de mucha calidad que aporten un acabado único y exclusivo en el producto final. Destacan el papel de algodón, el papel de acabado fotográfico de diferentes gramajes o los lienzos.

Giclée, ¿sí o no?

La impresión giclée es la mejor opción para quienes quieren reproducir sus obras según demanda y bajo una calidad excepcional. Sin embargo, existe una polémica en torno a este sistema de impresión, ya que muchos profesionales del sector apuntan a que no deja de ser un proceso de producción industrial; añadiendo que hacer copias rápidas y sin valor nubla la esencia artesanal de otras técnicas como la serigrafía o el grabado.

#tucanaldeimpresión